Luego de 36 carreras sin poder vencer, ‘Rowdy’ festejó la pole y la victoria en la Monster Cup el mismo día, algo inédito en la era moderna de NASCAR.

Gracias a un excelente manejo en la parte final de la carrera, el oriundo de Las Vegas volvió a festejar y marcó a Pocono como una nueva pista donde ha triunfado. Ahora solo le queda el óvalo de Charlotte pendiente, entre las pistas actuales de NASCAR donde aún no ganó.

El momento clave de su victoria se dio en la vuelta 135 de 160, en su última detención, cuando puso neumáticos en mejor estado que los de sus rivales, para superarlos y llevarse la bandera a cuadros.

“Ha sido un año frustrante, pero hoy fue un día impresionante”, dijo Busch en el Victory Lane. “Esta es también una victoria significativa para mí de otra forma. Esta es la primera vez que he estado en Victory Lane en una carrera oficial, desde que mi abuela falleció. Este es para ella, y ella está sonriendo y lo aprecio”.

Detrás de Busch llegaron Kevin Harvick, Martin Truex Jr, Denny Hamlin y Brad Keselowski completando el top-5.

En el campeonato, se mantiene al frente Martin Truex Jr con 821 puntos y 3 victorias, seguido por Kyle Larson con 2 triunfos y 738 puntos.

El próximo fin de semana NASCAR viaja a Watkins Glen para su carrera en este circuito del estado de Nueva York.

— Foto: NASCAR Media