Foto: GP3 Series

Las mejoras empeizan a llegar desde la GP3 Series, con un buen paso de la colombiana Tatiana Calderón por el Gran Premio de Hungría.

En el ‘ecuador’ del campeonato, tercer escalón en ascenso a la Fórmula 1, la piloto bogotana mostró mejoría a bordo de su auto DAMS #15, si bien los puntos nuevamente quedaron a distancia producto de accidentes ajenos y el rendimiento mecánico de su monoplaza.

En la clasificación, Calderón hizo gala de sus progresos al lograr el mejor registro entre los tres monoplazas del equipo francés. La bogotana impuso el décimo mejor registro a 0.984 segundos de la pole, en tanto que sus compañeros se ubicaron 17mo y 19no.

Sin embargo, en la primera carrera del sábado Tatiana fue golpeada por el auto de Marcos Siebert, lo que la obligó a abandonar.

Para el domingo, la colombiana nuevamente aceleró hasta ubicarse como la mejor en el primer sector del circuito, y todo apuntaba a un buen ascenso en carrera, sin embargo Arjun Maini le dio un golpe al auto de Calderón, lo que obligó a la bogotana a pasar por los pits para cambiar un neumático, cayendo hasta la 13ra plaza final.

“Fue un fin de semana positivo y al mismo tiempo duro. Tuve mi mejor clasificación de la temporada mostrando que puedo ser competitiva y encontramos un buen balance con mi equipo. Desafortunadamente no pudimos concretarlo en resultados en las carreras pues tuve que abandonar en la primera por un toque temprano y en la segunda recibí un toque en una de las llantas traseras.”

“No tuve tanta información del comportamiento y degradación de neumáticos de la primera carrera pero aún así estaba competitiva y conseguí el quinto mejor registro en carrera y el mejor registro del sector uno, así que me quedo con lo positivo. Ahora viene el receso de verano donde seguiré preparándome para afrontar Spa-feancorchamps, uno de mis circuitos favoritos.”

La próxima fecha de la GP3 se realizará en Spá Francorchamps, Bélgica, el 27 de agosto, dentro del programa oficial del Gran Premio de Fórmula 1.