Foto: FIA WRC

Esapekka Lappi, que estaba disputando sólo su cuarta carrera en la categoría reina del WRC, ha ganado el Rally de Finlandia por 36 segundos con su Toyota Yaris WRC.

El piloto de 26 años ha tenido un susto después de romper una rueda en la penúltima especial del rallye, pero al final ha logrado una emotiva victoria en la carrera de casa. Ha sido un gran triunfo para el Toyota Gazoo Racing, que consigue así segunda victoria después de regresar al WRC este año.

El sexto puesto de Thierry Neuville ha hecho perder el liderato del campeonato a Sébastien Ogier. Ahora los dos están empatado a puntos al frente de la general, pero el belga lidera gracias a los tres triunfos por las dos que acumula Ogier.

Lappi, que se ha convertido en el sexto piloto en ganar en nueve citas, peleó con su compañero de equipo Jari-Matti Latvala durante la mayor parte del rallye de cuatro días. Latvala abandonó el sábado por la tarde cuando la centralita de su coche falló.

Con una ventaja de 49.1 segundos antes de la corta y última jornada de hoy, Lappi ha medido su ritmo en los cuatro tramos, mintiéndose líder a pesar de dañar la rueda trasera izquierda de su coche después de irse largo en una curva.

“Increíble, simplemente increíble”, ha dicho. “Estoy en mi tierra, así que debería haber sido fuerte aquí y lo he sido, pero una victoria va más allá de mis sueños. Tengo que dar las gracias al equipo porque construyeron un coche rápido en tan poco tiempo”.

El campeonato regresa al asfalto el mes que viene por primera vez desde abril en el Rally de Alemania (17 – 20 de agosto).