Se cumplieron las dos jornadas de pruebas de la Fórmula 1 en el circuito Hungaroring, justo antes del receso de verano.

El primer día Ferrari brilló con Charles Leclerc, uno de los pilotos más prometedores para el futuro de la categoría, quien giró en casi 100 oportunidades y destacó en su primer test oficial a bordo de la Ferrari SF70H.

Stofffel Vandoorne fue segundo, con un McLaren que volvió a mostrar buen ritmo competitivo en este circuito, algo que ya se notó con el impresionante sexto lugar de Fernando Alonso en el Gran Premio el domingo. Valtteri Bottas y George Russell -también debutante- fueron tercero y cuarto, respectivamente, en los dos autos Mercedes AMG.

El segundo día, el miércoles, todo giró en torno al esperado regreso del polaco Robert Kubica, quien no manejaba un F1 actual desde la temporada 2011, y no tuvo una mala presentación: fue cuarto en los tiempos del día, mostrando avances y buena recuperación física tras su accidente en rally que lo alejó de la competición.

El mejor de la jornada fue Sebastian Vettel, cerrando un paso por Hungría casi perfecto para Ferrari, desde las prácticas oficiales del GP, con un 1-2 en carrera y liderando ambas sesiones de pruebas post-carrera. En esta segunda jornada también destacó el joven Lando Norris, debutante con McLaren y que finalizó segundo en el cómputo de tiempos del día.

https://twitter.com/F1/status/892779841552035841

Durante estos dos días otros pilotos que se estrenaron en los F1 de 2017 fueron Santino Ferrucci con Haas, Nicolas Latifi con Renault, Lucas Auer y Nikita Mazepin con Force India, Gustav Malja con Sauber y Sean Gelael con Toro Rosso.

Russell, puntualmente, estuvo presente realizando una serie de pruebas de un dispositivo ‘Halo’ refinado, como parte de las soluciones que quiere imponer la FIA en seguridad de cara a 2018. Este nuevo dispositivo tiene una barra central más fina, lo que ayudaría a mejorar la visual del piloto.