En la última semana se confirmaron dos movimientos del equipo Hendrick Motorsport de cara a la temporada 2018 de la NASCAR Monster Cup.

El pasado lunes se hizo el anuncio oficial que el piloto Kaey Kahne, quien actualmente maneja el auto #5 del equipo en la máxima división de NASCAR, dejará el equipo a final de temporada.

Kahne, ganador este año de la Brickyard 400 en Indianápolis, ha estado con el equipo desde 2011 y acumula seis victorias en su paso por la casa más poderosa de NASCAR.

Su reemplazante será el joven y muy talentoso Willian Byron, quien con 19 años se ha destacado desde muy joven en las divisiones inferiores de NASCAR, desde su aparición en las categorías regionales.

Mira lo ocurrido en la NASCAR Watkins Glen, en nuestro resumen #CMFSemanal

Este año, Byron está compitiendo en la Xfinity Series, donde actualmente es segundo en la clasificación general y acumula tres victorias. En 2016 estuvo la temporada completa de Truck Series con el equipo de Kyle Busch, y en 2015 ganó el título de NASCAR K&N Pro Series East con cuatro victorias.

“William es una persona especial y tiene un talento especial”, dijo el dueño del equipo Rick Hendrick en declaraciones a la prensa. “Además de su habilidad, es un excelente joven de una gran familia, y creemos que tiene un futuro muy brillante con nuestra organización”.