Los tests se llevan a cabo este jueves en el óvalo de Iowa.

A bordo del Chevy Indycar 2018, con su configuración de óvalo corto (similar a la de los circuitos), el piloto bogotano Juan Pablo Montoya nuevamente fue designado por el campeonato para hacer las pruebas y continuar con el desarrollo del nuevo auto.

Los entrenamientos en esta ocasión se llevan a cabo en el pequeño óvalo de Iowa, ubicado en el pueblo de Newton, en el centro de Estados Unidos.

Los objetivos de estas pruebas son revisar los diseños aerodinámicos del auto, configuraciones de motor y suspensiones, y en general recopilar información para mejorar el desarrollo del auto en cada tipo de pista que visita la categoría.

Montoya está por tercera vez en este auto, pues ya ha realizado pruebas en Indianápolis (superóvalo), yen Mid-Ohio (circuito).

Testing @indycar #2018 @team_penske

A post shared by Juan Pablo Montoya (@jpmonty2) on

El próximo 20 de agosto el campeonato retoma su temporada, con la disputa de la Pocono 500, donde nuestra bandera estará representada por Carlos Muñoz, y se espera la confirmación del también bogotano Gabby Cháves.