El motorista japonés sigue sin encontrar un segundo equipo para proveer sus propulsores en la temporada 2018 de la Fórmula 1.

Primero fue Sauber, quien rechazó la oferta de Honda. Ahora ha sido Toro Rosso. El team italiano ha informado que no utilizará los motores japoneses en la próxima temporada del campeonato del mundo.

La principal razón, según información que circula en diferentes medios, sería en aspectos económicos de la oferta.

Esto surge a raíz de los malos resultados de Honda con McLaren, quien ha sido su único equipo desde que regresó a la categoría en 2015. El equipo de Woking acumula tres temporadas plagadas por abandonos, fallas de sus motores y sanciones producto de la cantidad de ajustes y pienzas que tienen que ser cambiadas sobre los motores.

McLaren se encuentra analizando opciones para otro motorista en 2018. Si esto se da, Honda se quedaría sin equipo. Sin embargo, según se rumorea en el paddock, ni Ferrari ni Mercedes entregarían motores a McLaren, por lo que solo le queda una opción: Renault.