Este viernes de prácticas en Singapur ha sido importante para el futuro inmediato de la F1, con tres anuncios importantes en cuestión de horas.

El primero, y quizá el más importante, ha sido la confirmación de Renault como el nuevo proveedor de motores para el equipo McLaren, en una movida política impecable por parte de Chase Carey y toda la dirigencia del campeonato.

Honda ahora pasará a proveer los motores del equipo Toro Rosso, una escudería que no tiene la influencia mediática ni la exigencia de resultados de McLaren, y en donde podrán dar continuidad a su plan ambicioso de volver a ser un proveedor top del campeonato.

Con esta movida se aseguran el posible retorno de McLaren a mejores posiciones, así como la eventual continuidad de Fernando Alonso, quien fue enfático en buscar otros rumbos si Honda seguía adelante con la casa de Woking.

Así mismo, se ha salvado la permanencia de Honda al entrar a proveer a un equipo donde no tendrá la presión de resultados inmediatos, pero que sí le dará continuidad a su desarrollo y, por qué no, de llegar a un nivel de punta en las temporadas que vienen.

“Nos complace que los equipos y constructores involucrados en estas intensas y complejas discusiones hayan alcanzado un acuerdo satisfactorio para todos”, comentó Carey, Presidente y CEO de Fórmula 1. “Nos hemos puesto a disposición de las distintas partes para tratar de alcanzar el mejor resultado posible para todos”.

El segundo anuncio importante ha sido la continuidad del Gran Premio de Singapur, la primera carrera nocturna en la historia de la F1, por lo menos hasta 2021, tras un acuerdo entre la organización de FIA, F1 y el Comité de Turismo de Singapur.

Esto asegura una de las más intensas carreras del calendario por otras cuatro temporadas, pues la distancia de carrera, el difícil trazdo y el calor y humedad hacen de esta competencia una de las más demandantes del año.

El tercer anuncio, y uno también valioso, fue la confirmación de Renault y su nuevo piloto para 2018, el español Carlos Sainz. Hijo del ‘matador’ campeón mundial de Rally, Sainz regresa a Renault tras haber competido allí como parte de su escalera de ascenso en la Fórmula Renault.

Estoy muy contento de unirme al equipo Renault Sport Formula One. Ser un piloto de Fórmula 1 para un equipo fabricante es un honor y espero recompensar la fe de Renault en mí con mis mejores actuaciones en pista” comentó Sainz en el anuncio. “La trayectoria de Renault Sport Formula One Team es emocionante y estoy orgulloso de unirme a un momento tan importante en su historia.