Un año lleno de desafíos y trabajo duro para el piloto bogotano en el equipo AJ Foyt Racing Chevrolet.

A inicio de año se sabía que sería una campaña de fuertes retos para el piloto colombiano Carlos Muñoz, en un equipo tradicional de la Indycar pero cuyos mejores días están bastante lejos.

Sin embargo, el trabajo duro fue mucho más del esperado, y Muñoz tuvo que luchar cada fecha por buscar un cupo en el top-10 de cada carrera. Y en varias ocasiones así lo consiguió, más por mérito propio de manejo y estrategia que por un rendimiento adecuado de su auto #14.

En la carrera final de la temporada en Sonoma, Muñoz comenzó desde las posiciones finales de la grilla y fue subiendo paso a paso hasta finalizar en la casilla 15.

“En la primera parada en pits tuvimos un problema y perdimos un poco de tiempo, quizá nos costó tres posiciones. Tuvimos un buen ritmo en comparación con los demás” comentó Muñoz sobre esta carrera final.

Respecto al balance de la temporada fue crítico y no anticipó nada de cara a 2018:

“Ha sido una temporada difícil pero creo que al final terminamos bastante bien. Tenemos algunos altibajos, gracias a todo el equipo y a nuestros patrocinadores por la temporada, ya veremos qué pasa”.

Durante la temporada Carlos obtuvo 10 top-10, terminando en 14 carreras de las 17 del año. Su mejor resultado fue en Long Beach, la segunda fecha de la temporada, donde cruzó la meta en la séptima casilla.