El italiano multi-campeón de MotoGP se prepara para su regreso en el Gran Premio de Aragón.

Luego de 22 días de recuperación tras su fractura por un accidente de motocross, Valentino Rossi vuelve a ponerse el overol y casco para realizar una prueba este viernes en el circuito Motorland Aragón, sede del Gran Premio de MotoGP este fin de semana.

Rossi utilizará la primera práctica oficial del fin de semana para evaluar si se siente preparado para disputar todo un fin de semana de carreras, por lo que aún no es oficial que vaya a disputar el Gran Premio.

Esto dijo en declaraciones a la prensa:

“El martes logré completar 20 vueltas y encontrar las respuestas que buscaba. Finalmente, la prueba fue positiva y quiero dar las gracias al Dr. Lucidi y a su personal, que me ayudó a encontrar las mejores soluciones para sentir la menor cantidad de dolor posible en mi pierna cuando estoy montando”, explicó el piloto de 38 años de edad.

“Obviamente al final de la prueba tuve un poco de dolor, pero esta mañana fui al doctor Pascarella para un chequeo médico, y salió con un resultado positivo”.

“Al final decidí ir a Aragón e intentaré montar mi M1 este fin de semana. Si voy a ser declarado apto para montar, voy a tener la respuesta real después de FP1, porque pilotar la M1 será un desafío mucho mayor. Ya veremos. ¡Nos vemos en Aragón!”.