AFP

Se ha confirmado desde la Scuderia Ferrari que la caja de cambios del auto del alemán Sebastian Vettel no tiene daños tras el accidente con Lance Stroll.

En el Gran Premio de Malasia, disputado el pasado domingo, Vettel finalizó cuarto tras una gran remontada desde el último lugar de la grilla, pero en la vuelta de regreso a pits tras la bandera a cuadros, su auto fue golpeado desde atrás por el Williams Mercedes del piloto canadiense Lance Stroll.

Los daños fueron severos, al menos desde afuera, y corría la posibilidad de ser sancionado al tener que reemplazar la caja de cambios. Por reglamento, cada caja de cambios debe estar por 6 GPs consecutivos, y esta apenas estaba estrenándose en Malasia. Al final, Vettel fue llevado de regreso a los pits montado sobre el costado del Sauber de su compatriota Pascal Wehrlein.

Según información entregada por parte de la Scuderia a medios en Europa, se ha confirmado que la caja de cambios no tiene daños tras haber sido enviada, de urgencia, a la fábrica en Maranello para una inspección detallada.

Así las cosas, Vettel respira tranquilo pues se ha librado de una sanción en la grilla de partida para el Gran Premio de Japón, que se disputará este fin de semana.