Foto: archivo F1

El piloto holandés de Red Bull Racing, Max Verstappen, aseguró que solo debió superar los incidentes ocurridos en la primera vuelta del Gran Premio de México.

Fue apenas su tercera victoria en la Formula 1, pero lo hizo ver como si tuviera diez veces más esa cantidad de triunfos. Max Verstappen fue aplastante en el Autódromo Hermanos Rodríguez, y tuvo casi tanta repercusión su triunfo como el cuarto campeonato mundial del británico Lewis Hamilton.

“Por supuesto que el inicio fue muy crucial”, dijo el holandés después de su tercer triunfo en la F1. “Fui al exterior de la curva, así que funcionó bien y, a partir de ahí, básicamente estaba cuidando los neumáticos. El auto se desempeñó brillantemente en la carrera, muchas gracias a Red Bull ya que sin ellos esto no sería posible.”

“Por supuesto, sabes que después de la semana pasada esta es una carrera perfecta. Fue un ‘control crucero’, fue genial “.

Verstappen nunca se sintió amenazado por el ritmo de carrera de Lewis Hamilton o Sebastian Vettel, quienes además tuvieron que recuperar tras su incidente en la primera vuelta.

“Eso fue bueno para mí”, dijo sobre el choque, “y desde allí me alejé e hice mi carrera. Estaba seguro de que el auto iba a estar bien, solo mirando los tiempos vuelta a vuelta. Solo teníamos que asegurarnos de que el equilibrio del auto fuese el correcto para poder mantener eso.”

“A partir de ahí, solo estaba haciendo mi propia carrera para ser honesto. Esta fue una de mis carreras más fáciles de toda mi carrera”.