En el Gran Premio de Valencia, Dani Pedrosa se quedó con la victoria. Márquez fue quinto y aseguró el título tras una caída de su rival Andrea Dovizioso.

El español Dani Pedrosa se adjudicó una victoria “in extremis” en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana que se disputó en el circuito “Ricardo Tormo”, en donde su compañero Marc Márquez, tercero, se proclamó por cuarta vez campeón del mundo de MotoGP, en un final con guión de película.

Márquez realizó una salida impecable en la que casi de inmediato se puso tras su estela su propio compañero en el equipo Repsol Honda, Dani Pedrosa, en tanto que el italiano Dovizioso recuperó tres posiciones desde la tercera línea para situarse sexto ya en el primer parcial.

Desde allí inició la batalla por la punta de carrera donde también estuvo presente la Yamaha Tech 3 del francés Johann Zarco, pero en el cierre de comprtencia el ritmo de Pedrosa fue muy superior.

La carrera transcurrió más o menos tranquila hasta el vigésimo cuarto giro, cuando comenzaron a desarrollarse todos los acontecimientos que marcaron el final de la carrera, pues primero se salió de pista, tras salvar de manera espectacular una caída nuevamente con el codo, Marc Márquez y, entonces, cuando los pilotos de Ducati tenían la posibilidad de atacar, primero se fue al suelo Jorge Lorenzo y después lo hizo Andrea Dovizioso.

El título estaba sentenciado y Marc Márquez se “conformó” con la tercera posición.