Con veinte autos, se abre la cuarta temporada del campeonato mundial de monoplazas eléctricos. Nuevas reglas, cambios en los equipos y más.

Desde su temporada inaugural en 2014, el Campeonato de Fórmula E de la FIA ha crecido año tras año, con una variedad de equipos, rostros y lugares que hacen su aparición en la primera serie de monoplazas completamente eléctrica del mundo.

Nuevas carreras

Con 14 carreras que tienen lugar en 11 ciudades anfitrionas, en los cinco continentes, la cuarta temporada tiene uno de los calendarios de carreras más emocionantes hasta la fecha. Además de traer carreras oficiales de automovilismo de vuelta a Suiza por primera vez en más de 60 años con el Zurich E-Prix, la serie también debutará en las calles de Roma y Santiago de Chile.

Más potencia para los motores

En la cuarta temporada, los autos se beneficiarán de una potencia adicional de 10kW en modo carrera. Aumentar la producción de potencia de 170 kW a 180 kW significa carreras más rápidas o más largas para la cuarta temporada, mostrando cómo la tecnología de la Fórmula E está impulsando el desarrollo de los vehículos eléctricos de carretera.

Caras nuevas en la grilla

En palabras del fundador y CEO de la serie, Alejandro Agag, “la Fórmula E se está convirtiendo en un destino para algunos de los mejores conductores del mundo”.

Y con eso, la cuarta temporada da la bienvenida a cuatro nuevas caras a la parrilla. Los experimentados pilotos de resistencia Andre Lotterer y Neel Jani, así como el ex piloto italiano de IndyCar Luca Filippi y experimentado experto en DTM, Edoardo Mortara, son los nuevos miembros de la categoría.