Foto: Fedeautos

El circuito Laguna Seca reabrió sus puertas para la primera fecha del Campeonato Nacional Pro-Drive RX.

La válida transcurrió en medio de un clima cambiante, lo cual hizo más interesante la competencia por las condiciones de la pista que esto generó.

El circuito fue calificado por los pilotos como excepcional, rápido, técnico, con una pista mejorada que les permitía sacar el máximo provecho a sus máquinas, lo cual llevó a pocos abandonos y grandes duelos para definir el podio en las diferentes categorías.

Camilo Orduz ganó en la categoría Súper 1.600cc, Jaime Astorquiza en Turismos 2.000cc y Ricardo Pinto, a bordo de un buggy, fue el triunfador en los Camperos.

“Fue una gran válida, con una pista muy rápida, el carro también se comportó bien aunque tuvimos algunos problemas de suspensión y recalentamiento al final pero los superamos y logramos hacer una buena carrera” comentó Ordúz.

“La válida estuvo muy buena, creo que de las más rápidas que hemos tenido en las cuatro temporadas, una carrera muy pareja, con grandes rivales como Iván Moreno, Elías Zakzuk y Alejandro Orjuela. El carro se comportó muy bien y logré hacer una buena final” agregó Astorquiza.

“Un trazado muy rápido en perfectas condiciones, muy adecuado para las UTVs lo que me llevó a sentirme muy contento con la participación, la invitación es para que quienes tienen buggys se den la oportunidad de competir bajo una reglamentación que simplemente nos permite correr sin tener ningún tipo de complicación” concluyó Pinto, el debutante ganador en Camperos.

La segunda válida del Pro-Drive RX se corre el 20 de mayo en este mismo circuito, donde se espera que haya un nuevo circuito como es tradicional.