Foto: Steve Etherington / Mercedes AMG F1 Team archive

Una carrera emocionante de principio a fin, donde Ferrari volvió a ganar, Hamilton remontó y Pierre Gasly se robó las miradas.

Bajo la noche de Bahrain, se llevó a cabo el segundo Gran Premio de la temporada de Fórmula 1. Y Sebastian Vettel y Ferrari siguen mostrando su poderío, tras vencer por segunda carrera consecutiva, aunque en esta ocasión el finlandés Valtteri Bottas puso a Mercedes cerca de obtener el triunfo.

Vettel partió desde la pole position junto a su coequipero Kimi Raikkonen, quien pudo haber sido su gran rival en la meta de no ser por un desafortunado incidente en los pits donde tuvo que abandonar y uno de sus mecánicos resultó lesionado.

Mercedes tuvo una carrera movida, con Bottas en punta de lanza como el rival más cercano de Ferrari, y Lewis Hamilton remontando desde la parte media de la grilla luego de ser penalizado por ajustes a su caja de cambios. Al final, el dúo del equipo alemán finalizó segundo y tercero, respectivamente.

La gran figura del fin de semana fue el francés Pierre Gasly, del equipo Toro Rosso, quien se destacó desde las prácticas del viernes y selló su mejor participación en la Fórmula 1 con un excelente cuarto lugar. Fue elegido por los fans como el piloto de la carrera.

Para Red Bull Racing fue una carrera para el olvido, con abandonos de sus dos pilotos producto de un pinchazo en el auto de Max Verstappen, y una falla mecánica terminal en el auto de Daniel Ricciardo.

McLaren y, en particular, Fernando Alonso, siguen sumando consistencia aunque algo por debajo del top-3. Alonso, con un quinto lugar en Australia y un séptimo en Bahrain, ahora se ubica cuarto en el campeonato de pilotos.

La tercera fecha del mundial será en China, el próximo domingo 15 de abril.