Foto: FIA Formula E Media

El piloto británico aprovechó el abandono del sueco Felix Rosenqvist, controló a sus rivales en los giros finales y se llevó el primer lugar en las calles de Roma, Italia.

Felix Rosenqvist había sdo el más rápido en las prácticas y clasificación para el ePrix de Roma, pero fue Sam Bird quien se llevó el triunfo tras aprovechar un accidente de Rosenqvist a menos de 10 giros del final, y así se llevó el triunfo.

En segundo lugar finalizó Lucas di Grassi, quien aprovechó los errores ajenos para avanzar en el orden de carrera y consolidar un meritorio podium. El alemán Andre Lotterer finalizó tercero.

La carrera se destacó por sus múltiples sobrepasos y batallas por posición en todo el orden de carrera, algo que dejó satisfechos a los miles de fans que llenaron las tribunas en los alrededores de las calles de la capital italiana.

Según datos no oficiales, esta sería la segunda carrera con más público de la temporada, superada solamente por el ePrix de Ciudad de México.

El campeonato continuará en Paría (Francia) el 28 de abril.