Foto: Indycar Media

La tercera fecha de la Indycar Series trajo consigo muchas dificultades y aprendizaje para Gabby Cháves y su equipo Harding Racing.

La Indycar Series disputó la tercera válida de la temporada, el GP de Long Beach en las famosas calles de la ciudad californiana, y allí estuvo presente el equipo #88 Harding Racing con el piloto bogotano Gabby Cháves.

Cháves inició la carrera desde la posición 19, luego de tener dificultades con la configuración del auto durante todo el fin de semana, pero trató de mantener un ritmo estable de carrera y no cometer errores, algo que su equipo en pits no pudo igualar pues, nuevamente, se encontraron con problemas durante una de sus detenciones.

Luego de 85 exigentes vueltas, Cháves cruzó la meta en la posición 19, a dos giros del ganador Alexander Rossi.

“Fue un día difícil y un fin de semana duro para nosotros. Creo que no teníamos el ritmo para estar en el top-5, pero teníamos la estrategia correcta para estar ahí. Es lamentable que los rivales contra los que estábamos corriendo y que estaban en nuestra misma estrategia entraron en ese top-5″ apuntó Cháves.

“Tuvimos nuevamente un problema con el combustible en los pits y perdimos tres o cuatro vueltas. Ahora nos reuniremos y descubriremos cómo evitar esos errores en adelante, para mejorar desde allí” concluyó el piloto colombiano.

El campeonato continuará en el circuito Barber Motorsports Park en Alabama, el 22 de abril.