El piloto bogotano, en su carrera de regreso a la Indycar, volvió a destacarse en las 500 Millas de Indianápolis.

La primera carrera del año para el piloto colombiano Carlos Muñoz fue una realmente destacada. Desde el puesto 21 en la grilla de partida, el joven pero experimentado bogotano remontó para finalizar en la séptima casilla, apostando a una estrategia diferente de detenciones que, por motivos de la propia carrera, al final no rindió todos los frutos que esperaba.

Sin embargo, su balance de la carrera -y el mes ne general- fue muy positivo:

“Es otro top 10 para mi carrera, creo que solo tengo uno fuera del top 10 debido a una penalización. Creo que lo que más me dolió fueron los amarillos hacia el final. Tuvimos una estrategia realmente buena, al igual que Rahal, y estábamos en un muy buen lugar. Creo que me acobardé un poco en los reinicios porque no estaba al corriente. Eso me dolió un poco en los reinicios”.

“Fui un poco cauteloso, así que algunas personas me alcanzaron. Al final del día creo que recuperé todas las posiciones en la pista. Es uno de los primeros siete, así que … ¡genial! “

Al respecto de su futuro inmediato, Muñoz comentó en declaraciones a Autos & Carreras (medio colombiano presente en Indianápolis) que se encuentra realizando acuerdos con patrocinadores para regresra a competir en Indycar este mismo año, posiblemente las últimas carreras de la temporada.