Una Kawasaki Ninja H2R se midió en una prueba de velocidad contra un Red Bull de Fórmula 1, tres superautos de calle, un avión comercial y un jet de caza.