El director de carreras del campeonato mundial de F1, el británico Charlie Whitting, murió a los 66 años.

Su fallecimiento se dió como consecuencia de una embolia pulmonar, ocurrida en la mañana del jueves 14 de marzo en Melbourne, lugar donde se encontraba Whitting preparando el arranque de la temporada 2019 del campeonato con el Gran Premio de Australia.

En un comunicado oficial, la FIA confirmó el suceso y transmitió las condolencias a su familia y allegados. Jean Todt, presidente de la federación, comentó:

“Con inmensa tristeza que me enteré de la muerte de Charlie. Charlie Whiting fue un gran director de carrera, una figura central e inimitable en la Fórmula 1 que encarnó la ética y el espíritu de este fantástico deporte”

Whitting trabajó desde finales de la década de los años 70 en equipos de la F1, cómo Hesketh y Brabham, antes de pasar a la FIA para liderar la seguridad en competencia. Llego a ser director de carreras a finales de los años 90.