Al cumplirse 1.000 Grandes Premios, es inevitable recordar los momentos y pilotos más brillantes que ha tenido el campeonato mundial.