Lluvia, accidentes, imprevistos y sorpresas. Un muy emocionante ePrix el que se ha vivido en las calles de la capital francesa.>