Una carrera donde pasó de todo de principio a fin, y con una definición espectacular entre los dos autos del equipo de Chip Ganassi.