En la Pocono 500 de la IndyCar Series, un fuerte accidente en la primera vuelta de carrera dejó fuera de carrera a cinco pilotos.

Takuma Sato, Ryan Hunter-Reay, Alexander Rossi, James Hinchcliffe y Felix Rosenqvist fueron los afectados. El sueco debió ser trasladado a un hospital cercano para descartar cualquier lesión, a la vez que el accidente nuevamente puso sobre la mesa la capacidad de seguridad del óvalo de Pocono, donde hace un año tuvo su accidente el canadiense Robert Wickens, quien aún se encuentra en tratamiento para recuperar la movilidad de sus piernas.