Foto: IMSA Media

El piloto bogotano Juan Pablo Montoya conversó sobre su experiencia en el Campeonato IMSA, en vísperas de la definición del campeonato donde está cerca de llevarse el título. También habló sobre su hijo, Fernando Alonso y Michael Schumacher.

A poco más de 1 semana de que se defina la suerte del campeonato IMSA para el piloto colombiano, Juan Pablo Montoya habló acerca de diferentes temas de su carrera y de lo que está haciendo como “profesor” de su hijo Sebastián.

Sobre la definición del Campeonato IMSA, en el circuito de Road Atlanta el próximo 12 de octubre, Montoya aseguró que “se está gozando” su paso por este campeonato con el equipo Acura Penske, con quienes necesitará finalizar 8vo o mejor en la Petit Le Mans, para coronarse campeón junto con Dane Cameron.

“Es una carrera de 10 horas, acabamos como a las 10:00pm, arrancaremos al mediodía” dijo Montoya en entrevista con el programa ‘La Hora del Regreso’ de W Radio.

También aprovechó para hablar sobre la famosa Triple Corona del automovilismo, algo sobre lo que se le ha preguntado mucho ahora que tiene en el español Fernando Alonso a un piloto con las mismas posibilidades de lograrla.

Actualmente ambos son los únicos pilotos con 2 de las 3 victorias que dan ese título honorífico. A Montoya le falta ganar las 24 Horas de Le Mans, mientras que Alonso debe llevarse el triunfo en las 500 Millas de Indianápolis.

“Yo corro porque me gusta correr. Es chistoso porque… por ejemplo, Fernando [Alonso] es muy fan de la Triple Corona y quiere ganar en todo lado, y yo el año pasado terminé tercero en Le Mans. Yo no lo hago por hacer eso [ganar la Triple Corona], yo gané en Fórmula 1, Indy, NASCAR, y si las cosas se dan bien estoy a punto de ser ganador en las carreras de duración en Estados Unidos también”

Hablando sobre su hijo Sebastián, quien ya está iniciando su paso de los karts a los autos fórmula, Montoya aseguró que su rol como papá no tiene cabida en la pista:

“Es complicado porque mantener la relación con Sebastián de papa-hijo no se puede. Yo no voy a contratar a alguien que no sabe, para que le enseñe. Yo le dije ‘mira, podemos contratar a alguien que no llegó a nada y que te enseñe, o yo te puedo enseñar siendo que yo gané todo’. El problema es que el papá es una ‘güeva’. En las carreras yo no soy su papá, yo soy su dolor de cabeza. Y si la embarra, yo se la voy a dejar clarita” dijo el bogotano.

“Ya está empezando a manejar fórmula, porque el otro año va a comenzar corriendo en autos. En estos días estuvimos entrenando y cometió un errorsito, y casi me lo como vivo. Le dije hasta de qué se iba a morir” agregó.

De cierta forma, es una situación bastante similar a la vivida por el propio Juan Pablo a comienzos de los años 90, y la preparación de Seabstián se está basando en lo mismo que le tocó a él: sacrificio y disciplina. Algo que tienen claro Juan Pablo y Connie Freydell para apoyar a su hijo:

“Hasta donde quiera llegar él, si está dispuesto a trabajar y a hacer el esfuerzo que tiene que hacer, nosotros estamos dispuestos a hacer nuestro esfuerzo para apoyarlo. Obviamente necesitamos el apoyo de las empresas y patrocinadores para ayudarlo, pero su sueño es la Fórmula 1”

Finalmente conversó brevemente sobre Michael Schumacher y su estado de salud. A pesar de tener una relación cercana con Mick, quien corre actualmente en Fórmula 2 con el equipo Prema -parte de la Escuela de Pilotos de Ferrari-, Montoya aseguró que no tocan el tema de la salud de ‘Schumi’:

“Yo conozco al hijo de él [Mick] y por respeto a la familia nunca le he preguntado. Y conozco bien el equipo porque allá es a donde va a correr Sebastián”.

Sobre su relación con Schumacher también contó una anécdota: “hasta nos emborrachamos un par de veces juntos: yo corría para BMW, él corría para Ferrari y terminamos borrachos en una fiesta de Mercedes”.