Foto: prensa oficial

En el previo del Gran Premio de México de Fórmula 1, la piloto bogotana Tatiana Calderón pasó por la capital de la república y habló sobre su temporada hasta el momento, los retos para 2020, lo ocurrido con Anthoine Hubert y más.

Tanto en lo deportivo como en lo humano, no ha sido una temporada fácil para Tatiana Calderón. Su primer año compitiendo en la FIA Fórmula 2 ha puesto muchos retos en el camino de la volante bogotana, quien se acerca al cierre de su temporada con el equipo BWT Arden.

Para hablar de esto y más, Calderón estuvo presente en rueda de prensa en Bogotá, apoyada por uno de sus principales patrocinadores -Claro Escudería Telmex- y aprovechó para conversar sobre los desafíos del año, sus retos para el próximo año y hasta de sus futuros deseos en el automovilismo.

Las primeras preguntas fueron, como es natural, sobre lo que ha sido un año complicado en la antesala a la Fórmula 1, donde no ha podido sumar puntos. Sobre esto, la colombiana fue enfática en reconocer las diferencias entre los autos de las dos categorías:

“El auto de Fórmula 2 es muy rápido, pero es más duro de manejar que un auto de Fórmula 1” comentó Tatiana. “El auto de F2 tiene muchos menos sensores, en el de F1 entiendes muchas más cosas porque prácticamente todo el auto está siendo monitoreado”.

“El poco tiempo que tienes en pista con el auto de Fórmula 2, es lo más difícil de adaptarse, pero por eso es una categoría de formación. En la Fórmula 1 tienes mucho más tiempo para entender el auto” agregó.

Este año lo más difícil ha sido tener conocimiento de los neumáticos, eso es lo que más nos ha costado, sobretodo en las pruebas de clasificación. Ahí tienes una vuelta y con un compuesto de neumático totalmente diferente al que usas en carrera. Hemos tenido que hacer estrategias arriesgadas”

Por supuesto, el principal objetivo de Calderón está en continuar en la categoría buscando una oportunidad con un equipo de mayor nivel, teniendo en cuenta que Arden no continuará en la categoría el próximo año:

“Este año fue una primera temporada de Fórmula 2, y estamos buscando una nueva oportunidad para hacer un segundo año en la categoría, ojala en un equipo de más adelante en la grilla. Ese sería el escenario ideal”.

Una de las respuestas más notables fue sobre su futuro inmediato, donde no descartó cambiar de categoría e inclusive pasa a competir en las carreras de resistencia:

“Estamos contemplando otras categorías, otras formas de seguir subiendo, porque para llegar a la F1 también hay otros caminos. La F2 es una categoría compleja y te prepara bien para cualquier otro campeonato.”

“Me gustaría hacer carreras de resistencia. Correr las 24 Horas de Le Mans, me gustaría poderlo hacer en algún momento y sería muy interesante” comentó la piloto nacional.

El momento más conmovedor de la rueda de prensa, donde inclusive a la bogotana se le salieron las lágrimas, fue cuando le preguntaron por el progreso del equipo luego del desafortunado accidente que cobró la vida de su compañero de equipo, el piloto francés Anthoine Hubert. La respuesta de Tatiana fue corta, pero elocuente:

“Fue algo muy duro para todos en el equipo, pero uno tiene que seguir luchado por lo que uno quiere”

Un nuevo reto en México

Durante este lunes, Calderón anunció a través de sus redes sociales que estará compitiendo con la categoría Porsche Supercup, telonera este fin de semana del GP de México de Fórmula 1, con un auto preparado por la Escudería Telmex.

Será la primera vez de la bogotana a bordo de este auto, con especificación GT3. Y teniendo en cuenta sus comentarios de correr en Le Mans en algún momento, será un buen primer test para ver su rendimiento a bordo de un auto de Gran Turismo.