En un anuncio realizado directamente desde el Indianapolis Motor Speedway, fue confirmado que Penske Corporation ha adquirido la empresa que maneja y administra la Indycar Series y la pista donde se corren anualmente las 500 Millas de Indianápolis.

En la rueda de prensa estuvieron presentes Roger Penske, Tony George y Mark Miles, los dos últimos siendo directivos de Hulman & Co, empresa que controló la pista y la carrera desde que Tony Hulman la adquirió en 1945, además de ser quienes venían manejando la categoría como tal desde hace más de 20 años.

“Fue una decisión importante para nuestra familia” comentó Tony George, presidente de Hulman & Co. “Es una sensación agridulce, pero es emocionante saber que le pasamos la antorcha a una compañía que tiene tantos récords en este lugar”.

“Esta es una operación que calzó ‘como anillo al dedo'” comentó Miles. “La experiencia de Roger en las carreras y el apoyo que ha dado a toda la organización es bien conocido por todos. La historia que ha tenido en esta pista y en la categoría también es conocida. Esta es la transición de una herencia gigante que traemos del pasado, a un punto en donde entendemos que con Roger podemos llevarla más allá”.

“Lo que la Indy 500 significa para nosotros es invaluable. Esta es la muestra de que, si trabajas duro, puedes tener un enorme éxito. Tengo un gran compromiso de tomar esta gran organización, con todo lo que han hecho durante las últimas décadas, y tomar esta inversión y llevarla hacia adelante es increíble” mecionó Roger Penske en la presentación.

Dentro de los objetivos de Penske, según comunicó en la rueda de prensa, está el preservar el Museo del circuito donde se tienen en exhibición permanente grandes autos que han competido en el óvalo.

También ha anunciado que sus próximos pasos están enfocados a ver qué otro tipo de competencias pueden hacer en la pista: Penske habló de competencias de 24 horas, carreras de Fórmula 1, e inclusive de revitalizar la competencia de NASCAR que ha venido cayendo en audiencia y asistencia a tribunas en los últimos años. Fue enfático en que no espera cambiar al personal que ha venido manejando la carrera y la categoría en los últimos años.

“Una prioridad para mí será reunirme con los directores de cada equipo de la Indycar y ver cómo podemos hacer aún más fuerte a la categoría” agregó Penske.

Una nueva fase de cambio en la Indycar

Roger Penske estuvo presente cuando se formó el Campeonato CART en 1979. De hecho, fue el primer campeón de la categoría gracias al talentoso Rick Mears. Y ese fue apenas el primer cambio en una categoría icónica para el automovilismo mundial. Con pistas, equipos, fabricantes y pilotos de primer nivel, el campeonato tuvo su pico de popularidad en los años 80 y 90 cuando llegó a equipararse en nivel y estructura con la Fórmula 1.

En 1996 se dio uno de los momentos más complejos de su historia: la división interna entre los fabricantes y la conformación de la Indy Racing League, categoría encabezada por Tony George bajo el fundamento de volver a las raíces de la categoría. Este movimiento rompió con la popularidad del open wheel en Estados Unidos, pues la IRL y CART empezaron a competir entre sí por audiencia, circuitos y pilotos.

CART empezó a desmantelarse en 2001, cambió de nombre en 2003 y finalmente en 2008 la ahora llamada ChampCar cerró sus operaciones, fusionando su campeonato con la IRL para formar nuevamente la Indycar Series, lo que ayudó a recuperar su aura.

Puede ver la rueda de prensa completa a continuación: