Durante el evento realizado por la Fórmula 1 en Sao Paulo, como antesala a la semana del Gran Premio de Brasil, un Renault F1 tuvo un pequeño incidente cuando el piloto local Caio Collett trató de hacer un trompo para divertir a los fanáticos.