Foto: Indycar Media

Tras una temporada que inició complicada pero terminó a lo grande, como campeón de IMSA 2019, el bogotano Juan Pablo Montoya habló sobre lo que ha sido su carrera deportiva y los recuerdos de haber formado parte de grandes equipos históricos.

En una extensa entrevista con el periodista Germán Mejía, para RCN Antena 2, el piloto colombiano Juan Pablo Montoya hizo una reflexión sobre su andar en el automovilismo. Con 43 años, el volante nacional ha pasado por los algunos de los equipos más importantes del mundo como son Williams F1, McLaren, Ganassi Racing y ahora con Penske Racing, la organización más laureada del automovilismo de EE.UU.

Esos recuerdos, de haber pasado por casas tan emblemáticas para el automovilismo, es algo que llena de orgullo al bogotano:

“Siempre ha sido un trabajo muy duro con la gente cercana a mí. Sí he tenido la oportunidad de trabajar con gente muy dura, haber corrido para Frank Williams, para Ron Dennis, para Chip Ganassi, para Roger Penske” dijo Montoya. “Yo creo que ningún piloto en la historia ha podido decir que ha corrido para tantas figuras del automovilismo, y pues la verdad con todos ellos he podido ganar y dar un muy buen resultado. No me puedo quejar”.

Pero esas oportunidades no han llegado por milagros, ni mucho menos por tener chequera para comprar asientos. El talento de Montoya ha sido el principal argumento para quedarse con esos equipos a lo largo de una carrera deportiva de casi 30 años. Su formación en Colombia fue clave para lograrlo, desde aquellas carreras en el Autódromo de Tocancipá y las 6 Horas de Bogotá:

“Eso me ayudó desde chiquito a poderme adaptar a cualquier carro. Yo le hice un reemplazo a Diego Mejía en la Copa Sprint, y esa fue mi primera carrera. Con 17 años manejé mi primer carro de carreras. En Colombia manejé en la Copa Sprint, la Copa Swift, la Copa Lada, en las 6 Horas corrí con el prototipo Spice, con el Oldsmobile… le tocaba a uno adaptarse y manejar con el carro que estuviera”

También te puede interesar: Montoya, confirmado con Penske para 2020 →

Esa experiencia con todo tipo de autos le enseñó a llevar al límite cualquier auto en todo tipo de circuitos, y a buscar sobrepasos en los lugares más inesperados: la S de Senna de Interlagos, o el ‘Bus Stop’ de Spa-Francorchamps son dos de esos ejemplos que recuerda Montoya:

“He tenido unos muy buenos sobrepasos a lo largo de los años, siempre buscando ganar y dar lo mejor de mí a como dé lugar. Hay muchas pasadas desde la de Brasil [2001], las de Spa, yo creo que eso para los fans y para los que siguen las carreras ha sido muy bueno”

Por supuesto hubo tiempo para hacer la ‘pregunta obvia’. El motivo de su salida de la Fórmula 1 en 2006, tras un intempestivo problema interno con el equipo McLaren en un año donde los resultados no se dieron a favor del colombiano:

“La verdad yo me aburrí. Me aburrí de la Fórmula 1, de la politiquería de los equipos. En ese momento yo tenía como 32 años, y en esa época se retiraban a los 35 años, entonces tenía como un contrato más de F1 de la manera que yo lo veía, y no no vi buenas opciones” aseguró Juan Pablo.

“La verdad había ganado todo en lo que había querido ganar en Fórmula 1, obviamente el campeonato hubiera sido muy chévere, pero en esa época dominaba Ferrari como domina hoy Mercedes, y si uno no estaba en ese auto no había nada que hacer” agregó.

Y también recordó sus vivencias en NASCAR, donde sorprendió a todos los fanáticos cuando llegó a la categoría a mediados de 2006 y estuvo hasta finales de 2013 con el auto #42 de Chip Ganassi Racing. Sobre lo que han dicho algunos acerca de su ‘paso en blanco’ por los autos stock, al no haber ganado ninguna carrera en óvalo, respondió el bogotano:

“No pasé en blanco porque tuve muchas oportunidades de ganar en los óvalos en NASCAR. Estuve muy de malas, creo yo, con las banderas amarillas y con las paradas en los pits, llegamos al Chase en 2009 y estuvimos muy fuertes. Hicimos todo con el equipo que teníamos, todo lo que podíamos hacer, y si ud mira al equipo hoy día pues creo que no han podido superar lo que yo hice”

Finalmente, la franqueza en sus respuestas -esa que le han dado fanáticos asérrimos y detractores por igual- se nota cuando se le cuestiona por su retiro, palabra que todavía no está en el vocabulario de Montoya:

“La verdad, yo he estado muy afortunado con mi carrera. ¿Cuándo voy a parar? No tengo ni idea. Yo siempre he corrido por el placer, no por nada más. Con Connie [Montoya, su esposa] y la familia siempre hemos hablado que el día que me aburra de las carreras sencillamente no corro más”

A continuación puede escuchar la entrevista completa: