En la categoría más reciente del Rally Dakar, los Buggys o ‘Side-by-side’, un colombiano se apuntó este año a llevar la bandera tricolor hasta la meta. Antonio Marmolejo cumplió con su objetivo.

Aunque es prácticamente desconocido para la mayoría de fanáticos colombianos del deporte a motor, Antonio Marmolejo tiene una amplia trayectoria en los rallys de desierto y carreras offroad tanto en Norteamérica como en Asia: la Baja 1.000 o el Rally ‘Silk Way’ son solo dos de las competencias que ha disputado en su palmarés.

Este 2020, ha añadido la más importante de todas a su nutrida hoja de vida. Y por primera vez, lo ha hecho siendo el piloto principal de la máquina.

Marmolejo, en conjunto con su navegante argentino Eduarbo Blanco, se subieron a un Buggy Can-Am con el equipo South Racing, y se le midieron al reto del primer Dakar en Medio Oriente. Luego de 12 extenuantes etapas, cumplieron el sueño y llegaron a la meta en Qiddiyah en la posición 26 de la clasificación general.

Allí, con el tricolor patrio, Marmolejo agradeció a los seguidores colombianos por el apoyo. También tuvo palabras para la Federación Colombiana de Automovilismo Deportivo y el Ministerio de Deporte, e invitó a otros pilotos nacionales a que se unan a este sueño en las próximas ediciones del Dakar.