Foto: archivo

El equipo Red Bull Racing trajó a Colombia un auto de Fórmula 1 que rodó con David Coulthard al volante por la Carrera Séptima de la capital. Recordamos con los fans este hecho histórico.

Una multitud desde las 5:00 de la mañana por el centro de la capital se reunió para ver en abril de 2010 un evento único en la historia de la ciudad. No fue una marcha, ni una ciclovía, ni los tradicionales ‘septimazos’ que inundan de ciudadanos y vendedores las calles del centro.

Se trató de ver rodar y quemar caucho al Red Bull Racing Renault, un auto del Mundial de Fórmula 1 que por primera -y hasta ahora- única vez recorrió las calles capitalinas. El día anterior estuvo en un lluvioso Autódromo de Tocancipá, haciendo una puesta a punto para las condiciones de altura de la ciudad.

Y aunque ese 10 de abril fue un evento relativamente corto (para las 10am de aquel día todo había finalizado), dejó unos recuerdos gratos en todos los fanáticos del automovilismo, quienes ya llevaban para ese entonces 4 años sin ver a Juan Pablo Montoya en máxima categoría.

Mira también: el video oficial del Red Bull por las calles de Bogotá →

Desde el olor a caucho quemado, pasando por el tamaño del auto y su figura icónica, hasta el estruendoso motor V10 Renault que corrió a unos 160km/h por la Carrera Séptima, entre la Plaza de Bolívar y la Calle 19. Apenas si lo podía acelerar Coulthard por las rizadas cales del centro de la capital, pero una serie de trompos y ‘donas’ cautivaron al público, quien saludó con emoción al piloto escocés al finalizar el evento.

Bandera en mano y recorriendo todo el lugar, Coulthard saludó a los asistentes, quienes se llevaron consigo un recuerdo imborrable: ser una de las ciudades del mundo donde Red Bull hizo una exhibición con un auto de la Fórmula 1.

Cerca de 70.000 personas, según datos entregados por Diego Mejía, presenciaron este hecho histórico en las calles bogotanas.

A través de nuestras redes sociales le preguntamos a nuestros seguidores sus memorias de aquel día, y aquí les compartimos algunos de los mejores comentarios y recuerdos.

Jose Hely Villegas Buitrago: “Llegué a las 05:00. Y me tocó pelearme hasta con un policía por que quedé en toda la esquina de la casa del florero. Por esto pude tener el privilegio de grabar este vídeo”.

Andres Warrio: “No pude ver nada. Solo espaldas. 5 años después me fui a vivir a México y me desquite asistiendo a 5 grandes premios en primera fila”

Miguel Alfredo Castro Rivera: “Si fue algo espectacular, ese sonido del motor, el carro que trajeron era de 10 cilindros, apenas traccionaba por la irregularidad del piso, fue genial, yo tenía parcial en la U Rosario, y el profesor, un argentino gran fanático de la F1 nos acompaño a los edificios que quedan sobre la séptima, para poder ver el evento, y nos contaba de la gran pasión en Argentina y de la profunda tristeza porque ya no hay válida de la F1 en Buenos Aires”.

Charles Xavier Lindo Hernández: “Fue una maravilla. El sonido de esa máquina en medio de los edificios de la 7ma es inolvidable”

Foto: Darío Vásquez / archivo personal

David Leonardo Palacios Méndez: “Llegué tarde al trabajo ese día, pero valió la pena cada maldito segundo”

Edson Jaime Rodríguez: “El evento era como a las 9 am. Yo llegué a las 7 am dizque para lograr una buena ubicación y a esa hora ya no había espacio. Como anécdota logré ubicación en el sitio donde David atropelló una paloma!”

Alex Gavilan: “Estuve ahí.. espectacular, eran F1 de verdad verdad”.

Hervey Vasquez Moreno: “Tuve la fortuna con mis hermanos en uno de los centros comerciales de coger aburrido a Tony Burrows el team mánager del equipo de pruebas en ese entonces y nos dio una larga charla muy entretenida y de aprendizaje”

Duber Jair Rocha Botero: “Estuve ahí, viajé desde Ibagué con tal de escuchar ese F1”

Foto: archivo

Cesar Avila: “Ese día me encontraba en el extremo opuesto de la catedral, donde también David Coulthard llegó a hacer algunos giros”

Juan Camilo: “Las primeras dos veces pasó acelerando a fondo y el sonido fue demasiado fuerte. disparó las alarmas de todos los negocios cercanos y asustó a muchos niños que estaban ahí en frente. Mi hijo que tenía entre 4 y 5 meses de nacido en ese entonces ni se percató del auto cuando pasó frente a nosotros. Una experiencia inolvidable”.

Alejandro Vanegas: Me madrugue ese día para oír un f1 en vivo, llegue a las 6 a.m. y me pare en el BBVA junto al Ed. Avianca, ufff tremendo sonido !! Lo único pecueco fue Andrés Lopez como animador. Y chevere ver luego a Coulthard, primera vez que vi un piloto de f1 de cerca.

Feracing77: Es el sonido más nítido de un motor en mi vida nunca se me va a olvidar y que pilotaje hubo ese día gracias ojala vuelvan una oportunidad de esas inigualables