El piloto finlandés de Alfa Romeo, Kimi Raikkonen, pasa este período de pandemia rodeado de su familia y haciendo actividades al aire libre, pero aseguró que las carreras de simracing no son de su interés.

El Coronavirus Covid-19 le cambió la cara al deporte mundial y a la sociedad en general. La Fórmula 1 no ha podido iniciar su temproada y desde los tests de Barcelona -y el viaje al abortado GP de Australia- los pilotos no han tenido oportunidad de salir a la pista.

Si bien los pilotos han podido aprovechar esta época para estar con sus familiares cercanos, en un momento donde usualmente no hacen sino viajar por todo el mundo hasta las vacaciones de verano en agosto, cada día que pasa las ganas de volver a correr crecen más.

Ante esta situación han crecido las iniciativas para realizar carreras en simuladores, y actualmente la categoría adelanta una serie de carreras todos los fines de semana con varios de los pilotos oficiales del mundial. Pero, a diferencia de muchos de sus rivales en pista (y quizás alineado con su pensamiento distinto al del resto de la grilla), Raikkonen no tiene deseos de unirse a esta iniciativa.

“No me interesan, prefiero esperar para poder volver a una pista real” comentó el finlandés al diario italiano Corriere della Sera.

Y mientras pasan estos días de aislamiento social y actividades masivas detenidas, Raikkonen confía en que pronto se pueda dar una continuidad al campeonato, aún si ello implica tener las tribunas vacías:

“Volveremos cuando la F1 y la FIA decidan que es posible hacerlo de manera segura. No es nuestra decisión, estoy seguro de que estudiarán la situación con extremo cuidado. Competiremos en el momento adecuado, e incluso sin público”

Hasta el momento se tiene como fecha tentativa de regreso de la categoría el 28 de junio con el Gran Premio de Francia en el circuito de Paul Ricard.