Montoya, ganador en St. Petersburg 2016.

Luego de tantas idas y vueltas con el calendario por la pandemia de Covid-19, la Indycar Series ha confirmado que el Gran Premio de St. Petersburg se llevará a cabo a final de este año.

La carrera se llevará a cabo el 25 de octubre, algo que es una novedad en el calendario tradicional del campeonato que por lo general finaliza a inicios de septiembre.

Será el 16to año consecutivo que la Indycar corre en las calles de esta ciudad de Florida, aunque por lo general ha sido a comienzos de temporada pero por el Coronavirus este año la carrera fue cancelada en la víspera de disputarse, con los equipos prácticamente listos para la competencia. En esta ocasión, se estrenará como final de temporada.

“San Petersburg será un final apropiado y lleno de acción en un lugar y una ciudad que toda la Indycar aprecia”, dijo Mark Miles, directivo de la categoría. “Será un fantástico fin de semana de acción”.

El circuito de St. Petersburg no tendrá cambios en su configuración, conservando sus 1,8 millas de extensión y 14 curvas utilizando un fragmento de calles de la ciudad así como parte de la pista de aterrizaje del aeropuerto local.

“Esperamos que esto ofrezca a los floridanos y a nuestros fanáticos de las carreras algo que esperar más adelante este año mientras navegamos por estos tiempos sin precedentes para todos nosotros” comentó al respecto Kim Green, CEO del equipo organizador del Gran Premio.

También te puede interesar: NASCAR regresa a competencias en Darlington →