Foto: Indycar Media

El piloto neozelandés Scott Dixon del equipo de Chip Ganassi, se quedó con la victoria en la primera fecha de la temporada de Indycar, realizada en el óvalo de Texas.

Sin público en las tribunas, pero con 24 pilotos que dieron un buen espectáculo, comenzó luego de más de 250 días la temporada 2020 de la IndyCar Series. El óvalo de Texas por primera vez abrió el campeonato en medio de las cancelaciones y aplazamientos por la pandemia del Coronavirus.

En una carrera pactada a 200 giros, el veterano Ficción fue el vencedor luego de estar durante toda la competencia en el lote de punta, luchando con rivales como Simon Pagenaud, Josef Newgarden y su coequipero Felix Rosenqvist.

Dixon cruzo la meta con 4.4 segundos de ventaja sobre Pagenaud, y 5.8 sobre Newgarden, quienes completaron el podium. Zach Veach -de gran carrera- y Ed Carpenter completaron el top-5.

Foto: Indycar media

La carrera marcó también el debut del “Aeroscreen” oficialmente en una competencia, el sistema de protección en la cabina que fue probado en numerosas ocasiones durante 2019 y que cumple un rol similar al del “Halo” de la Fórmula 1.

El campeonato continuará el 4 de julio con el Gran Premio de Indianápolis, a realizarse en el circuito permanente del óvalo de Indy, en un fin de semana histórico pues compartirán fin de semana con la NASCAR Cup Series.