Foto: Getty Images / Red Bull Content Pool

El campeonato, buscando la mayor cantidad de carreras posibles para este 2020 cambiante, considera un trazado en Bahrain bastante inusual.

En los primeros años del mundial de Fórmula 1 las 500 Millas de Indianápolis hacían parte del calendario, aunque pocos pilotos europeos hacían el largo viaje hasta el centro de Estados Unidos para competir en esta carrera. Sin embargo, la Indy 500 permanece en el recuerdo como la única competencia de tipo oval que formó parte del campeonato del mundo.

El pasado podría tener un leve contacto con el presente gracias a los cambios que se han tenido que adoptar en el campeonato por la pandemia mundial del Covid-19. Debido a la cancelación de múltiples países que no podrán llevar a cabo su Gran Premio programado este año, el torneo busca fechas de reemplazo para llegar lo más cerca posible a las 22 carreras dispuestas para esta temporada.

Más noticias: este es el calendario de regreso de la F1 en 2020 →

En una charla con el sitio web oficial del campeonato, el director deportivo de la categoría Ross Brawn ha abierto la posibilidad a que el Autódromo de Bahrain acoja dos carreras en el final de temporada, donde una de las pistas pudiese ser el circuito más externo del complejo, que parece mucho a un óvalo por sus pocas curvas y alta velocidad.

“Una de las atracciones agradables de Bahrain es que tiene muchas configuraciones. Así que podríamos ir a Sakhir y correr en dos pistas diferentes allí. Hay una bonita especie de pista casi ovalada que sería bastante emocionante, y todos los trazados tienen una licencia de grado 1 con la FIA, así que es una opción en el bolsillo”.

Este sería el circuito “casi óvalo” propuesto por Ross Brawn para albergar una carrera adicional en Bahrain.

Por supuesto, el reto sería para la organización poder acomodar los cambios en la pista:

“Usar dos configuraciones implica bastante trabajo para los que preparan todo, por ejemplo, el cronometraje necesita ser configurado para dos pistas, por lo que se necesita mucha anticipación. Eso es algo que tenemos que tener en cuenta”.

Por el momento, la idea de Brawn ya cuenta con un aval público por parte de Michael Masi, responsable de la categoría ante la FIA, quien ha argumentado que esa configuración de la pista también cuenta con la homologación necesaria para llevarse a cabo con plenos estándares de seguridad.

“Reglamentariamente, no hay nada que impida esta configuración. Desafortunadamente, no hemos tenido estas opciones en Austria o Silverstone, pero sí hay posibilidad en otros circuitos. Así que, ¿por qué no?” dijo Masi.

De acuerdo con simulaciones, se estima que un tiempo de vuelta en este circuito externo podría rondar los 54 segundos con los autos actuales del mundial.