Red Bull Honda Hybrid F1 2020
Foto: Red Bull Content Pool

El motorista japonés Honda ha anunciado que dejará el campeonato del mundo de F1 al finalizar la temporada 2021. ¿Problemas para Red Bull? ¿Fracasó la ‘era híbrida’?

Millones gastados. Expectativas elevadísimas. Polémicas y concesiones adicionales. Honda ha pasado por todo el esfuerzo posible para pasar de ser el motor más lento de la Fórmula 1, a convertirse en este momento en la segunda planta motriz más potente de la categoría. Sin embargo, el objetivo principal del motorista nunca se cumplió: ganar un título mundial, o por lo menos, dar una pelea franca y directa por ello.

El fabricante japonés, socio de Red Bull y Alpha Tauri, pondrá fin a su cuarta gran etapa en el Mundial, la era híbrida, que inició en 2015 con aspiraciones de título de la mano de McLaren y que finalizará siete temporadas después con victorias sueltas en dos escuderías diferentes, pero muy lejos de los ambiciosos objetivos que un día se marcaron.

En un comunicado de prensa oficial, el fabricante Honda expresó los motivos de su salida:

“El automóvil está superando un periodo de gran transformación que sucede una vez cada cien años. Honda ha decidido lanzarse hacia la huella neutra de carbono en 2050 y se deben emplear los recursos corporativos y el desarrollo hacia áreas de las unidades de potencia del futuro, como la pila de combustible y las baterías, que serán el núcleo de las tecnologías energéticas sin carbono. Por tanto, Honda tomó la decisión de concluir su participación en la Fórmula 1”.

La categoría queda así con tres motoristas en plena fase de cambio tras los primeros siete años de la ‘era híbrida’ de la Fórmula 1: Mercedes, Ferrari y Renault. Y dentro de todos los afectados, más allá de los empleados de Honda, está el equipo Red Bull Racing y su escudería ‘satélite’, Alpha Tauri.

Sigue a Colmotorfans en YouTube

¿Qué opciones tiene Red Bull Racing?

Al día de hoy resulta poco probable que un motorista nuevo se sume para la temporada 2022 de la Fórmula 1. Con la salida de Honda, Red Bull Racing y Alpha Tauri tienen pocas opciones, por no decir que solamente una: Renault.

Si bien las relaciones comerciales con el motorista francés no terminaron bien -con declaraciones de ida y vuelta entre la escudería austriaca y la casa del rombo-, resulta poco probable que Mercedes y Ferrari vayan a proveer motores a un equipo que podría ser -en teoría- un directo competidor en el frente de la grilla.

Por el lado de Mercedes, siendo su principal rival en pista no es lógico que los alemanes fuesen a proveer motores para el equipo de Christian Horner. Adicionalmente, McLaren pasará a ser un equipo cliente del equipo de Stuttgart.

En cuanto a Ferrari, el peor motor en la actualidad de la Fórmula 1, tiene actualmente a otros dos equipos como clientes y, a la espera de lo que se pueda generar de cambios en 2022, no están en un buen momento para darle motores a un equipo adicional.

Así las cosas, si todo se mantiene como está, los planes para Red Bull quedan en ‘agachar la cabeza’ y retornar a Renault, de quienes tampoco se tiene claro si estarán siendo proveedores pues entre sus planes está ser un equipo totalmente aislado en su etapa como Alpine como constructor a partir de 2021.