Toto Wolff Fórmula 1 2020
Foto: Mercedes AMG F1 Team

El jefe de Mercedes AMG Fórmula 1, Toto Wolff, ha hablado al respecto en medio de las noticias de los costos de la categoría, la salida de Honda y el 2021.

Desde la temporada 2014 el campeonato del mundo de Fórmula 1 pasó de los motores aspirados a una serie de complejas unidades de potencia turbocargadas con sistemas híbridos, apuntando a conquistar el corazón de los fabricantes de autos ante la llegada masiva de esta tecnología a los autos de calle.

Pero luego de casi 7 temporadas completadas en esta ‘era híbrida’, con un único dominador en los equipos y un piloto que se ha paseado como nadie por lo más alto del podium, parece que solo ha servido para complicar el estado de la categoría ante las marcas y el público.

El futuro de este tipo de unidades de potencia está en vilo. Con una categoría como la Fórmula E más económica y con el motor eléctrico como eje central del campeonato y corriendo en ciudades icónicas, la Fórmula 1 parece haber perdido la pulseada para atraer más marcas hacia el mundial, más allá de la arrolladora diferencia en cuanto a exposición de marca y prestigio del campeonato.

Escucha el podcast de Colombia Motor Fans

Al respecto habló Toto Wolff, el director del equipo dominante de esta era, el Mercedes-AMG Fórmula One Team, asegurando que esta situación se ha presentado debido a que la categoría no ha sabido “vender” adecuadamente el concepto de los motores híbridos:

“Creo que no estamos contando suficientemente bien la historia de los híbridos. Con un 50% de eficiencia térmica, la complejidad y tecnología que existe en estos coches con la recuperación de energía cinética o de los gases de escape y las baterías que estamos usando, somos un buen escaparate para la tecnología híbrida” comentó.

“Ahora sabemos que tenemos que mirar los costos. No queremos cometer el error con estas futuras unidades de potencia de impulsar puramente la ingeniería. Pero tenemos que asegurarnos de que sea algo innovador, sostenible, potente, eficiente en cuanto a combustible y a un precio razonable.”

Con la salida de Honda -> solamente quedarán tres fabricantes de unidades de potencia en la grilla de 2021: Ferrari, Mercedes y Renault. Los dos primeros ya suministran plantas motrices a otros equipos, y Renault -bajo la marca Alpine- no espera proveer a ningún otro equipo en 2021, lo cual deja a Red Bull Racing en vilo para continuar en el campeonato.

Sobre esta continuidad y la salida de Honda también habló en su momento el director del equipo austriaco y ex-piloto, Christian Horner:

“Los costos por suministrar las unidades de potencia son enormes, y es por eso que la Fórmula 1 ha fracasado en su intento de atraer a nuevos proveedores y nuevos fabricantes al deporte”

“Esto pone en el centro de atención los costos, y debemos manejar ese tema a través de las reglas. La salida de Honda es una lástima para la Fórmula 1, pero también una llamada de atención” dijo en declaraciones recogidas por Motorsport.