auto de la European le Mans 2020 - Tatiana Calderon
Foto: European Le Mans media

Luego de culminar su primera temporada completa en el European Le Mans Series, la piloto bogotana hizo un balance de su año en las carreras de resistencia.

Las 4 Horas de Portimao, el pasado domingo, fue el cierre de la temporada 2020 del campeonato European Le Mans Series, donde estuvo la colombiana Tatiana Calderón en el equipo Richard Mille Racing, a bordo del prototipo LMP2 #50 y acompañanada por Beittske Visser, Sophia Floersch, Andre Negrao y Katherine Legge.

Originalmente con Legge y Floresch como sus compañeras de equipo, el fuerte accidente de la primera en los entrenamientos para la carrera de apertura de la temporada en Francia obligó al equipo a cambiar sus planes por una lesión de la cual aún se encuentra en recuperación.

Ante el retiro forzado de Legge por el resto del año, el brasileño Negrao llegó para trabajar en el equipo por un par de carreras, y posteriormente se vinculó la honaldesa Visser hasta este final de temporada.

Más noticias: ¡Victoria en Laguna Seca! Gabby Cháves y su equipo ganaron en el IMSA Challenge

Con un 11mo lugar en la última carrera del año, se cerró un año de aprendizaje en las carreras de resistencia y muchos aspectos positivos para resaltar de la colombiana y su equipo, entre ellos el debut auspicioso en las 24 Horas de Le Mans, donde remontaron más de 15 posiciones para terminar en el top-10 de la clasificación de su categoría, y la décima posición final en el campeonato de equipos.

Para Tatiana Calderón, quien fue la única piloto que estuvo durante toda la temporada compitiendo, sumó puntos en 4 de las 5 carreras del año y finalizó 11ma en la clasificación de pilotos, algo que le permite cerrar con nota positiva su primer año en el serial:

“Terminamos la temporada de la European Le Mans Series con el equipo Richard Mille Racing aquí en Portugal. Finalizamos en el puesto 11. La verdad es que fue un fin de semana complicado, tuvimos que cambiar el motor para la carrera, saliendo desde atrás era difícil remontar, pero hicimos una estrategia donde nos arriesgamos un poco al final, para no tener que parar otra vez y cambiar neumáticos” comentó Calderón.

“Me tocó hacer un doble stint con los mismos neumáticos, de modo que al final nos faltó un poquito para haber recuperado posiciones, pero así son las carreras, hay que arriesgar y a veces salen las cosas” agregó.

“Creo que ha sido un gran año con el equipo, logramos hacer las 24 Horas de Le Mans y cada vez que me monto al carro me siento más cómoda y sobre todo entendiéndome mejor con los ingenieros. Así que estoy con ganas de más” concluyó la colombiana.

La temporada 2020 de Tatiana tiene 4 carreras más, con la Super Formula japonesa en donde aspira a estar corriendo hasta final de este año.

Escucha el podcast de Colombia Motor Fans