Williams F1 1987
Nelson Piquet a bordo del Williams F1 de 1987. Foto: archivo

En medio de los recuerdos del futbolista argentino Diego Maradona por su fallecimiento a los 60 años, el equipo Williams F1 tiene una anécdota particular con él.

Corría el año de 1987. El equipo Williams era el gran dominador del mundial de Fórmula 1, con Nelson Piquet y Nigel Mansell -sus pilotos titulares- batiéndose lado a lado en cada uno de los 16 Grandes Premios de aquella temporada, definida a favor del brasileño en el Gran Premio de Japón luego de que Mansell tuviese una lesión provocada por un accidente en prácticas.

Al mismo tiempo, el argentino Diego Maradona era un futbolista de primer nivel consagrado en el Club Napoli del fútbol italiano, y a menos de 1 año de haberse coronado como campeón en la Copa Mundial de México 1986.

Sigue a ColMotorFans en Twitter

Ambos nombres eran referentes en su disciplina, y a partir de allí surgió una idea: que el argentino pudiese entender por sí mismo los retos que enfrenta un piloto al conducir un auto de la máxima categoría, y la preparación física que ello supone.

Todo surgió por un contacto argentino que era cercano al equipo de Frank Williams, y fue gestionando el evento. No era un secreto la afición que tenía Maradona por el automovilismo: se han conocido a lo largo de los años sus vivencias como espectador de primera mano en competencias como el Turismo Carretera argentino, el rally y el motociclismo.

Más noticias:
> Juan Pablo Montoya correrá el mundial FIA WEC en 2021
> Anunciado el calendario 2021 de la Fórmula 1
> Calendario 2021 de la Indycar: ¿se esperaba más?

Pero esto era otra cosa. Tener a un deportista de otra disciplina bajo los comandos del mejor auto de la parrilla de la Fórmula 1, con un poderoso motor Honda Turbo entregando cerca de 1.000 caballos de fuerza, era algo inusual para la época, aún teniendo en Maradona a un futbolista en plenitud de condiciones físicas.

Todo estaba organizado. Sin embargo, al último minuto, el test no se pudo llevar a cabo por temas de calendario del futbolista argentino con su club Napoli:

“Había un argentino que conocía a gente del equipo. Estaba todo listo para la prueba, pero la cancelé porque tuve que jugar por la Copa Italia. Después no se dió nuevamente la oportunidad” dijo años después Maradona al periodista argentino Diego Durruty.

Maradona tuvo contacto con otros campeonatos y pilotos de primer nivel como Valentino Rossi en el MotoGP o Sebastien Loeb en el Mundial de Rallies (FIA WRC), pero nunca más se pudo concretar una oportunidad para que pudiese probar la velocidad de un Fórmula 1.

Sí estuvo presente en otras carreras del mundial: en los Grandes Premios de Mónaco de 1995 y 2005 donde acompañó a Michael Schumacher (en el primero cuando corría para Bennetton-Renault y con la Scuderia Ferrari en el segundo).