Cinco momentos memorables de Juan Pablo Montoya en F1

3287

El corto pero recordado paso de Juan Pablo Montoya por la Fórmula 1 dejó grandes recuerdos en la memoria todos los fanáticos del automovilismo mundial.

Para Colombia fueron cinco años y medio de una constante alegría: durante 17 domingos, ver la bandera nacional en los Grandes Premios del campeonato mundial de Fórmula 1 fue el motivo más grande de orgullo en el deporte nacional.

Y aunque para muchos ese orgullo permanece intacto hasta el día de hoy, 15 años después de haber salido del campeonato, es cierto que en la retina de miles de fanáticos se quedaron esos momentos dorados en su paso por el mundial.

A bordo de un Williams-BMW entre 2001 y 2004, y con McLaren-Mercedes en los años 2005 y 2006, Juan Pablo Montoya dejó una marca de 30 podiums, 7 victorias y cientos de sobrepasos, movimientos, declaraciones y recuerdos. Hoy revivimos cinco de esos momentos invaluables para la historia del piloto colombiano y del deporte nacional.

Lo último de Juan Pablo Montoya:
> Primer cambio en el calendario 2021 del FIA WEC
> Presentado el auto de Juan Pablo Montoya para Daytona

Sorpresa por afuera – Europa 2003

El duelo Montoya-Schumacher fue una de las grandes imágenes que quedaron de esas 6 temporadas del colombiano en el mundial. En propias palabras de Montoya, años después, “ese era el piloto al que había que ganarle”.

Una de esas imágenes que dejaron en claro la agresividad del colombiano, y que no iba a regalarle ningún espacio al alemán, se dio en el Gran Premio de Europa de 2003 en el circuito “local” de los Schumacher, el Nürburgring

Una victoria con suspenso – Monza 2005

En un año donde los neumáticos fueron eje de la controversia -gracias a una inusual y absurda regla que no permitía su recambio durante la carrera-, la temporada 2005 de la Fórmula 1 dejó una de las victorias más sufridas y dramática de Juan Pablo Montoya, cuando su McLaren-Mercedes llegó con lo justo en sus neumáticos traseros para vencer por segunda vez en el Gran Premio de Italia por delante del líder y a la postre campeón mundial, Fernando Alonso.

La “cachetada” a Schumacher – Brasil 2001

Tercera carrera de Montoya en la categoría. Su reputación por ser agresivo y atacar en los reinicios de carrera y con neumáticos fríos lo precedía tras obtener 10 victorias en la Serie CART los dos años anteriores. Y en el Gran Premio de Brasil, la “carrera de local” para el colombiano, se dio un reinicio por las fallas mecánicas del McLaren-Mercedes de Mika Hakkinen.

Sigue a Colmotorfans en YouTube

El resultado fue la primera gran emoción que le dio Juan Pablo Montoya a toda Colombia en el mundial. Y un “golpe sobre la mesa” para Schumacher, Ferrari y todo el paddock de la Fórmula 1: él no iba a llegar a ser uno más de la procesión.

Revive ese relato memorable de Germán y Diego Mejía de aquel 1 de abril de 2001:

La primera, la inolvidable – Monza 2001

Cuatro años antes de aquel triunfo lleno de drama, Italia fue la sede del primer triunfo del colombiano. Distinto a lo que fue su celebración en 2005, la primera llegó más como un alivio en medio de una temporada donde había mostrado todas sus credenciales y ese triunfo se hizo esperar -en parte gracias a un auto con problemas mecánicos constantes-.

Lo ocurrido con los ataques terroristas de Nueva York unos días antes provocó que no hubiese una celebración en el podium de Monza, pero para el propio Montoya y para toda Colombia fue un día inolvidable.

En lo más alto de la catedral – Mónaco 2003

Sobrepasos, declaraciones y acciones en pista hubo muchas, pero cuando se trata de evaluar el impacto más grande de Juan Pablo Montoya en el campeonato mundial de Fórmula 1 no hay otro más histórico que haber conseguido el triunfo en las calles de Montecarlo, superando con lo mínimo a Kimi Raikkonen y a Michael Schumacher.

Esta fue una victoria que generó un “efecto bisagra” en aquella temporada, donde había comenzado con dificultades pero terminó siendo su año de candidatura al título mundial.

Revive este gran recuerdo, con los relatos y comentarios de Germán Mejía Pinto y Diego Mejía desde el principado: