¡Totazo! Los accidentes grandes de la Daytona 500 2021

311

Dos importantes choques marcaron el inicio y el cierre de la edición 2021 de la Daytona 500, la carrera más importante de la NASCAR Cup.

Como cada año, la Copa NASCAR celebra su carrera más importante con la primera fecha puntuable del año. Y como cada año, la competencia estuvo marcada por accidentes y golpes producto de la cerrada batalla entre todos los pilotos por ganar la competencia más prestigiosa de los autos stock.

Y eso fue lo que ocurrió en la edición 63 de la Daytona 500, donde 40 máquinas se pusieron a prueba en medio de un clima frío y húmedo en el óvalo de Daytona, en una carrera que inició el domingo y tras unas pocas vueltas debió ser suspendida por tormentas eléctricas y lluvia, culminando ya entrada la madrugada del lunes.

Pero no por ello estuvo alejada de accidentes. Apenas en la vuelta 14, por lo menos 13 pilotos quedaron involucrados en el primer ‘Big One’ de la competencia cuando Aric Almirola perdió el control de su auto #10 tras ser empujado por la succión del auto #20 de Erik Jones, quien a su vez fue arrastrado por el #18 de Kyle Busch.

Al ser un accidente en medio del grupo principal -Almirola venía tercero solo por detrás de Kevin Harvick y Alex Bowman- el golpe rápidamente involucró a otros notables como William Byron, Kurt Busch y Ryan Newman.

Sigue a Colmotorfans en YouTubeYa para la definición de la carrera, unas 8 horas después, el segundo gran accidente de la carrera se presentó en la última vuelta. Mientras los coequiperos de Penske Brad Keselowski (#2) y Joey Logano (#22) luchaban por la victoria, desde atrás vino el #34 del sorpresivo Michael McDowell -un piloto que hasta ahora no había ganado ninguna carrera en la NASCAR Cup-.

Tras un empujón a alta velocidad de Chase Elliot (#9), empujó a Keselowski, quien no pudo controlar el aumento de velocidad e impactó contra Logano, dejando fuera de carrera al dúo de Penske.

McDowell ganó la carrera bajo bandera amarilla, luego del incidente ocurrido en la curva 3 a pocos metros de la línea de meta.