La última fecha de la NASCAR Cup realizada en el óvalo de Daytona dejó a varios candidatos a los Playoffs afectados tras un tradicional accidente grande en el superóvalo de 2.5 millas.